Presentamos una selección de tres poemas de la autora cubana Isbel Hernández Monteagudo del libro Invierno en el dique de las almas (OXEDA, 2023) para nuestra revista Hiedra.

273 lecturas


FOTÓGRAFA DE INDÍGENAS

Tina Modotti, te nombro,
ya que no puedes estar bajo la tierra,
ya que vienes con otros aires
y has salido a caminar
por tu ciudad de infante.
Pequeña ciudad de fábricas textiles.
Palpando la seda de tu bufanda,
sigues las huella de tu padre
como cualquier niña,
y besas a tu padre como cualquier huérfana.
Y te vas del lado de tu madre
a ser actriz en Hollywood,
a conocer a Weston.
Y tu madre te deja bañar desnuda en la azotea
y desnuda te deja volver a su vientre,
por pudor.
¡Tina Modotti, te nombro!
Ya que no soportas el lloro por tu muerte,
el luto por tu partida
hace ya setentainueve años.
Ya que sales a las ocho en punto de tu casa,
a reír en la mesa de los bohemios,
y les haces fotos a los indígenas
de cuello y de corbata.
¡Ya que tu patria orgásmica
 es el orgasmo de los vivos!
Y el lente de tu cámara
no deja de captar las cananas
y mazorcas mexicanas
que simbolizan la guerra y la libertad.


LAMENTO DE SOR INÉS

¡Cielo, bajaquetebaja!
¡Cielo bajaquetebaja!
Estrellas del camposanto,
cruz de barra de mi campo de cervezas.

¡Cielo, bajaquetebaja!
¡Cielo bajaquetebaja!
Rosario de mamasitas,
y de las flores tempraneras.
Quizás espectros.
Quizás Luz.

Mucha luz para tu alma, Cristo.
Eres Cristhi y más.
Eres hermano nuestro.
Nuestro hermano.

¿No es verdad,
mamacita,
madrecita,
defunción del santo que levitaba
soñoliento
en mi campo de cervezas?
¿Y el agrio de los placeres
y poderes del otoño?

Pero tú, hija de Calcuta,
hija igual,
madre,
mamacita.
De montaña en montaña de Buda
sobre el alba.

Vestida como los libros antiguos
bajo una manta de lana
sin bostezar,
sin dormir en las noches cautelosa,
delante de tus milagros.

Dime, Sor.
Si lo tuyo era mirar el tiempo
en que nos miramos
como cazuelas,
el tiempo en que desechamos
simples objetos
y los concilios
y las vigilias
y los altares.
Muy agotados como racimos.
Muy agotados como adornos.
Pero todos así.
De época en época.
Hijos de Calcuta
murmurando los poderes del otoño.
De montaña en montañas de Buda
sobre el alba.
¡Cielo, bajaquetebaja!
¡Cielo bajaquetebaja!


POEMA DE LA MUJER QUE AMA A OTRA MUJER

Me dieron la vida
un varón llamado padre,
una hembra llamada madre.
Nací de quién dijo:
gracias Dios mío.
Gracias por esta niña
que niña nos nació.
Ella es ahora la reina
pequeña de la casa.
Gracias, gracias….
Y aceptaron entonces
las galleticas dulces
que los años guardan
en estuches perfectos
para gente agradecida.
Y los vecinos tejieron
edredones sin agujas
que pinchan los dedos
de los infantes.
Y dieron gracias otra vez,
siete días a la semana,
una plegaria por noche.
Y mucha, mucha alegría.
Luego crearon su propia especie.
Luego hicieron su ritual
y se amaron en la cama
y en el viento.
Y nacieron mis hermanos.
Una especie diferente.
Entonces me miraron
 y preguntaron
¿por qué dudas de tu especie?
Y entonces esa tarde
comprendí,
que me dieron la vida
pero no la libertad, ni la broma.
Y me dieron también
una pequeña señal
de las vidas de los otros,
de las ideas de los otros,
de los sueños
y de los otros que viven
en otros mundos.
Y como seres ansiosos
que preguntan y preguntan….
cuando una se hace mujer en la humanidad;
bajaron a mis caderas
y vieron mi sexo,
mi cabeza calva,
mi pequeña cicatriz.
Y quisieron devolverme
al vientre de mi madre,
al semen de mi padre,
los benditos aguaceros
que rodeaban nuestra casa
de vecinos que aman
a las pequeñas reinas.
Y entonces dije
para evitar ser otra:
perdón yo soy esta mujer.
Y una mujer puede amar
tiernamente a las ovejas…
Perdón, yo soy esta mujer.
Y una mujer puede amar
tiernamente  otra mujer.



ISBEL HERNÁNDEZ MONTEGUDO

Licenciada en Comunicación Social. Poeta y editora. Tiene publicado el libro de poesía: Luz, deleite cometido, por la editorial Sed de Belleza en 2015. En espera de publicación están los poemarios: Noche de Páramos, Santiago de Chile, por la editora de Cultura viva comunitaria, y Denarios, en México. Obtuvo la Beca Nacional de creación Literaria Sigifredo Álvarez Conesa 2011. Fue acreedora del premio a la excelencia literaria en el Campeonato mundial de poesía de Rumanía en 2022.
Obtuvo el premio colateral de creación creativa Taller de creación Libre, Escribanía Dollz y Cartas de amor 2023. Ha participado en ferias internacionales del libro de Cuba. Ha publicado en varias revistas de prestigio literario y en diversas antologías. Miembro fundador del taller La estrella en Germen, dirigido por el reconocido poeta Sergio García Zamora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio